¿Quiénes somos?

 

El equipo de Memoria Democrática de Izquierda Unida queremos poner a vuestra disposición este espacio web para que nos ayudéis a encontrar los símbolos del franquismo que aún perviven a lo largo y ancho del Estado.

Desde IU entendemos que los nombres de las calles, monumentos e hitos que conforman el paisaje público de nuestros municipios han de fundamentarse en valores democráticos, ya que son elementos de potente fuerza simbólica en la construcción de nuestra identidad como pueblo. Lamentablemente, la situación que vivimos en nuestro país es una situación anómala en el contexto europeo, ya que sería inimaginable que en Alemania o Francia permitieran la existencia de calles dedicadas a Hitler, a Vichy o a las SS. Sin embargo, en nuestro país no hubo ruptura democrática con el franquismo sino que la transición se cerró con un pacto de silencio y una ley de amnistía, a partir de lo que se construyó un relato del franquismo desde una posición equidistante que permitió la cimentación de nuestro sistema democrático sobre miles de fosas comunes.

Somos el segundo país en número de desaparecidos forzosos y, a pesar de el escalofriante dato, nuestro gobierno no coopera en su identificación y recuperación, ni tampoco en la extradición de torturadores franquistas para que sean juzgados por la jueza Servini en virtud de la célebre Querella Argentina. Vivimos pues, en una sociedad que ha banalizado el franquismo de tal forma que se incumplen recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas en materia de investigación de crímenes de lesa humanidad sin que ello provoque una crisis ministerial. Todo lo contrario. La pervivencia y exaltación del franquismo continúa vigente y, por tanto, entendemos como una obligación democrática denunciar todos aquellos incumplimientos que constatemos en virtud de la Ley de Memoria Histórica de 2007. A pesar de que desde IU consideramos esta norma como insuficiente, ya que entre otras deficiencias no declara la nulidad de las sentencias dictadas durante el franquismo, sí que nos otorga la capacidad de actuar para garantizar el cumplimiento de su artículo número 15 que dice así:

Artículo 15. Símbolos y monumentos públicos.

  1. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.
  2. Lo previsto en el apartado anterior no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley.
  3. El Gobierno colaborará con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales en la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura a los efectos previstos en el apartado anterior.
  4. Las Administraciones públicas podrán retirar subvenciones o ayudas a los propietarios privados que no actúen del modo previsto en el apartado 1 de este artículo

Sirva este espacio virtual para poner en común el mapa de la vergüenza para que, más pronto que tarde, podamos ir restituyendo la normalidad democrática.

Equipo de Memoria Democrática y Proceso Constituyente de IU