Cruz homenaje a los fallecidos del crucero Baleares en Ondarroa

En el extremo del acantilado más cercano al puerto, junto a la salida de Ondarroa en dirección a Lekeitio (Bizkaia)

El 6 de agosto de 1937 el Ayuntamiento de Ondarroa decidió homenajear “el recuerdo de la noble provincia que inició, o cuando menos, contribuyó desde un principio y en modo heroico a la salvación de la verdadera España en el Glorioso Movimiento Nacional”,
Relacionado con el hundimiento del crucero de la flota nacional Baleares, acaecido durante la batalla del cabo de Palos.
En una cara del monumento: «A LA MEMORIA DE LOS HIJOS DE ONDARROA QUE HEROICAMENTE DIERON SU VIDA POR DIOS Y POR ESPAÑA EN EL CRUCERO BALEARES» en la otra los nombres de los requetés.