Ángel de la Paz

Valdepeñas (Ciudad Real), Cerro de las Aguzaderas

El 19 de noviembre de 1964 se inauguró en el Cerro de las Aguzaderas, 2 km al norte de Valdepeñas y visible desde la antigua Nacional IV (actual A4), el Ángel de la Victoria y la Paz, un monumento dedicado a «los mártires de nuestra cruzada», obra de Juan de Ávalos. La obra consistía en la figura de un ángel de 15 m de altura con una espada en forma de cruz de 10 m realizada en chapa de cobre repujada recubriendo una armadura interior de hierro, y dos hitos de 25 m de alto que representan una puerta de la paz. En su base la Diputación de Ciudad Real colocó la siguiente inscripción: «La provincia de C. Real al Caudillo, como homenaje de gratitud en recuerdo de sus mártires 1936-1964».
El 18 de julio de 1976, 40.º aniversario del Alzamiento Nacional, un atentado con bomba del FRAP destruyó parcialmente el Ángel. El 23 de julio Blas Piñar asistió a un acto de desagravio organizado por Fuerza Nueva en el que se depositaron a los pies del monumento cinco rosas y una bandera, se rezó un misterio del rosario y se cantó el Cara al Sol. A pesar de que llegó a realizase alguna colecta para repararlo, finalmente se dejó la escultura como había quedado, adecentándose los alrededores. Con el tiempo el Ángel fue deteriorándose, perdiendo la espada y quedando solo la empuñadura en forma de cruz.

img_1543
  • img_1543